Protocolo de aislamiento de seropositivos en la unidad de hemodiálisis del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo

¡Sumérgete en el mundo de las Urgencias y Emergencias con el 7º Congreso en Ciencia Sanitaria Internacional Online! En esta ocasión, D. Mario Martínez Torija impartirá una ponencia sobre el protocolo de aislamiento de seropositivos en la unidad de hemodiálisis, compartiendo su gran conocimiento y ofreciendo una perspectiva profunda de este vital campo de la medicina.

Si eres médico, enfermero, técnico sanitario u otro profesional de la salud, esta Perla Científica te brindará información valiosa, estudios de caso innovadores y las últimas tendencias en Urgencias y Emergencias. A continuación, tendrás la oportunidad de ver esta ponencia, lo que te permitirá explorar más a fondo este tema y mejorar tu comprensión en esta área. ¡Aprovecha esta oportunidad imperdible!

HAZ CLICK AQUÍ PARA VISUALIZAR LA PONENCIA

https://youtu.be/-PAeBWcjNbg

Hola a todos. Soy Mario Martínez, enfermero de la unidad de hemodiálisis del Hospital Universitario de Toledo. En la siguiente charla, vamos a hablar sobre un protocolo que solemos emplear en las unidades de hemodiálisis. Se trata del aislamiento de los seropositivos, que incluye a pacientes con hepatitis B, C y VIH.

¿Por qué es importante este protocolo? La enfermedad renal crónica conlleva una disminución de filtrado glomerular, una disminución de esas funciones del riñón, principalmente de la formación de orina y la eliminación de desechos, y que al final derivan en la necesidad de utilizar diálisis peritoneal o hemodiálisis en los pacientes.

Hemodiálisis

Teniendo en cuenta este segundo tratamiento, el de la hemodiálisis, tenemos que tener en cuenta que, por un lado, la canalización de las fístulas arteriovenosas, por otro lado, la presencia de un acceso vascular que presenta altos flujos de sangre o la presencia de un monitor de hemodiálisis que, bueno, en general está constantemente movilizando unos buenos volúmenes de sangre, hacen que ese manejo de fluidos en los cuales pueda haber contenido de este tipo de virus sea un potencial riesgo de infección. A todo eso tenemos que sumar, ya digo, las funciones repetidas, por ejemplo, la presencia de trasfusiones sanguíneas que podían requerir anteriormente los pacientes de hemodiálisis.

Hoy es cierto que con la presencia de esos análogos de la eritropoyetina, ya sabéis, epoetina darbopoetina, pues al final la cantidad de transfusiones que reciban estos pacientes es muy inferior, pero ya sabéis, y si no lo recordamos, que los pacientes renales, por el hecho de ser enfermos renales crónicos, la producción de epo está disminuida y la tendencia a la anemia está bastante acentuada.

Literatura

Entonces, pues, anteriormente se realizaban transfusiones de sangre, las cuales muchas veces tenían una difícil o una mala trazabilidad y podían presentar, pues, ya digo, muestras de pacientes seropositivos. Por supuesto, la presencia o la existencia de pacientes de países subdesarrollados y la migración hacia Occidente también ha hecho que la incidencia de enfermedades contagiosas se haya visto aumentada. Y luego, pues, tampoco hace falta o tampoco es bueno olvidar que ciertos pacientes renales tienen ciertos hábitos, algunos relacionados con la adicción, que en algún momento determinado puede incrementar ese riesgo de sufrir una hepatitis B, C o un síndrome de inmunodeficiencia.

Pues bueno, la literatura en relación con estos pacientes seropositivos, a la prevalencia en unidades de hemodiálisis, está ampliamente extendida. Estos son algunos de los artículos que podemos ver relacionados, pero sí que es cierto que a lo largo de la historia, si buscamos en, ya digo, en buscadores de literatura científica, encontramos una amplia variedad de ellos.

¿Qué hacemos en la unidad de hemodiálisis de Toledo para prevenir cualquier tipo de contagio en los pacientes y que, a pesar de los grandes volúmenes de sangre con los que trabajamos habitualmente, hasta ahora no hemos detectado ningún tipo de contaminación cruzada de un paciente cero positivo hacia uno cero negativo?

Bueno, en primer lugar, hay una serie de medidas generales que tomamos, entre ellas está, por ejemplo, un control de los pacientes a la entrada a la unidad de hemodiálisis. Siempre, por primera vez que se va a dializar un paciente, se hace una serología previa y se categoriza, como vemos ahí, como verde, amarillo, azul o rojo, a un paciente que sea ser negativo, hepatitis B positivo, hepatitis C positivo o VIH positivo. Se podría incluso juntar alguna tarjeta, pues, en caso de que hubiera coinfección de dos virus, que también es un fenómeno bastante frecuente.

Por otro lado, también en nuestro sistema informático registramos siempre dónde se han colocado los pacientes, cuál es la habitación o box o cama, puesto donde se ha colocado, y además, el monitor con el que se ha dializado. Es importante tener esas medidas bastante controladas por si hay algún problema de trazabilidad en un momento determinado.

Y luego, esta infografía me gusta mucho de Creative Nurs. Básicamente, lo tenemos nosotros en cuenta es que cuando hay algún paciente en un momento determinado, puede presentar riesgo de salpicadura. Pues también tenemos un aislamiento por contacto, un poquito más estricto, utilizando banda en cuanto a las medidas específicas.

Para los pacientes con hepatitis B, lo que se les suele hacer es dializar en unos monitores, en unos box, mejor dicho, aislados, que además, como decíamos antes, se identifica con una tarjetita amarilla. El algoritmo habitual lo ponemos aquí a continuación.

El principal elemento que tenemos en cuenta es la presencia de antígenos de superficie. Si el paciente en ningún momento ha tenido, pues, antígenos de superficie, eso quiere decir que no ha estado en contacto nunca con el virus y que, como tal, pues, no hay por qué aislarlo. Y en caso de que bueno, pues, sí que haya estado, que tenga antígeno de superficie, que es el que se suele presentar ante una infección, pues bueno, pues se tiene en cuenta y si la carga viral es positiva o negativa, pues se hace un control, un poquito más exhaustivo.

Cuando un paciente tiene un antígeno de superficie positivo, bien, pues quiere decir que ha estado en contacto o con la vacuna o con el paciente o con el virus, perdón, y solo hasta que se detecta la carga viral, pues no podemos decir si el paciente ha estado contagiado o no. Mientras que para los pacientes con hepatitis C no se hace ese aislamiento que decíamos anteriormente en ningún tipo de box en concreto, sino que, bueno, se añaden esas tarjetas de color azul o rojo. Pero además, solo se tendrá en cuenta si aparecen anticuerpos no solo positivos, sino, bueno, pues también una carga viral en concreto, bien, no solo por la presencia de anticuerpos, sino también debido a que presente carga viral de dicho virus.

Entonces, pues, bueno, para finalizar esta pequeña píldora de conocimiento, pues nada, recordad que existe una considerable prevalencia de pacientes seropositivos en unidades de hemodiálisis, sobre todo procedentes de países con menor desarrollo. Ya sabemos lo que decimos, ese riesgo de transmisión por el uso de tratamiento con fluidos que pueden ser bastante contagiosos. Por otro lado, pues, existen una serie de factores intrínsecos a la hemodiálisis, como veíamos anteriormente, esas funciones repetidas, el uso de agujas, al final, trabajar con circuitos extracorpóreos durante tres, cuatro veces a la semana y que puedan favorecer la transmisión de ciertos virus.

Y finalmente, hay que aplicar una serie de medidas no solo generales, como las que comentábamos anteriormente, sino también específicas, esos algoritmos de los que hemos hablado brevemente, para evitar la transmisión entre seropositivos y sobre todo entre seropositivos y pacientes seronegativos. Entendido.

Bueno, pues nada, una pequeña píldora de conocimiento y nada, espero que hayáis aprendido un poquito más.

Para obtener más información de D. Mario Martínez Torija y su ponencia, puedes visitar nuestra entrada de blog dedicada aquí.

Todo esto y mucho más en el 7º Congreso Internacional en Ciencia Sanitaria

Queremos agradecer a todos los expertos, conferenciantes y participantes del 7º Congreso en Ciencia Sanitaria Internacional. Nos sentimos honrados de haber formado parte de esta comunidad de profesionales dedicados al cuidado de la salud y al bienestar de la sociedad.

¡Espera, aún hay más! No te pierdas el resto del programa del 7º Congreso en Ciencia Sanitaria. Te esperamos con más Perlas Científicas sobre Atención Primaria, Geriatría y Psicología, Pediatría….

Secretaría técnica

¡Gracias por participar!

Ya puedes usar tu cupón

Elige la mejor Perla Científica del

7º Congreso en Ciencia Sanitaria
Vota hasta el 17 de julio -Fecha límite-